Como cortar un vomito en 4 pasos sencillos

Muchas personas han experimentado la sensación de nauseas, mareos y dolores de estómago, que no son más sinónimo de vomito,  desde joven hemos experimentado vómitos, leves, continuos, o de cualquier forma dependiendo de lo que lo haya provocado.

Lo que bien es cierto es que vivirlo no es para nada llevadero, incluso, muchas personas suelen experimentar a demás estas sensaciones sin necesariamente pertenecer, al de salud, sino más bien a situaciones psicológicas a la que esta sugestionada nuestro cuerpo en cuanto a sensaciones.

Como por ejemplo experimentar nauseas por escuchar o ver alguien que ya este vomitando, o por olores en específico sentir repulsión.

Claro está que de esto quedan exceptuadas las personas que evidentemente ya por una condición en particular los vómitos serán parte de su día a día, como las mujeres embarazadas, personas que sufran de problemas gastrointestinales, envenenamientos y fuertes dolores de cabeza.

Porque del vomito

Los vómitos son acciones del cuerpo que se producen cuando el estómago por alguna razón desecha lo que en este se encuentre cuando algo no se encuentra bien a través de la contracción de este musculo. Muchos lo consideran como un mecanismo de defensa para el cuerpo.

Sin embargo esto no es para nada agradable, por lo que cuando se vuelve constante ya sea por alguna enfermedad o particularidad es necesario contar con las maneras  de ponerle un alto a la situación.

Llega un momento en el organismo que claro, el estómago ya estará sensible a cualquier estimulo por la repetitividad de esta acción por la que para muchos resulta beneficioso cortar el vómito de alguna forma.

Pasos para cortar el vomito

Podemos prescindir de esta desagradable situación a través de medicamentos o de tratamientos sin embargo por la misma sensibilidad estomacal es recomendable que se intente tomar vías más naturales a través de remedios caseros paso a paso.

Paso 1: Tallo de jengibre

Las propiedades del jengibre permiten cortar el vómito cuando este es producido especialmente por ansiedad o nauseas sin necesidad de estar embarazada, para cualquiera de los casos, excepto infecciones digestivas. Consumiéndose:

Crudo: licuado luego de ser pelado y agregado a algún jugo con o sin azúcar, dependiendo del gusto.

En té: este puede ser con el jengibre crudo o seco, en 1er caso bastara un trozo que no exceda de 8cm por taza de agua, y en el segundo, dependerá de la  cantidad de agua, en estos casos solo es vital que el sabor sea algo picante y no agregar azucares hasta que haya reposado a temperatura ambiente.

Paso 2: limón

Se tomara un limón, picándolo a la mitad donde el zumo de este se colocara en un medio vaso de agua y se le colocara azúcar al gusto. Este sirve para contralar el vómito dado que lo cítrico corta automáticamente la grasa o jugo gástrico que esté produciendo el vómito, también refrescando así las paredes del estómago.

Paso 3: jugo de cebolla cada dos horas

En una taza de agua o de jugo de jengibre (no más de tres cucharadas) se le agregara dos tercios de jugo de cebolla con azúcar al gusto, para prevención de vómitos y aliviar el estómago.

Paso 4: clavos de olor

Comúnmente luego de vomitar la primera vez, la segunda casi siempre es inducida por el malestar previo o la sensación que queda, por lo que es recomendable que no más de 3 clavos de olor se mastiquen por un minuto y medio para que la sensación de vaya.

 

Ahora ya conoces algunos métodos para evitar el vomito, o para evitar que continué, y así buscar sentirnos mejor de una manera sencilla, y rápida.

Publicado por el .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *